juan patricio furlong ministerio de seguridadDesmantelaron el desarmadero más amplio de Rosario e incautaron un número importantísimo de autopartes.

El Ministerio de Seguridad de la Nación y la Policía de Misiones allanan los terrenos que abarcan el espacio ilegal que tiene una enorme cantidad de partes de desguace de vehículos.

Se analiza el origen de los autopartes para su posterior venta.

El Ministerio de Seguridad de la Nación, a la par de la DNI, la Dirección de Fiscalización de Desarmaderos y Autopartes y la Policía de la zona, se propusieron culminar con la comercialización ilícita de autopartes y en esta ocasión desbarataron uno de los más importantes vendedores de autopartes vehicular de la provincia: el desguace de vehículos que se situaba en la ruta 12.

patricio costantini Más de 50 mil autopartes Direccion de Investigaciones

Acerca de la orden judicial correspondiente, actualmente los integrantes del departamento de Investigación Científica de Delito Automotor (Policía de la zona)-con la colaboración de Infantería, GOE y unidades especiales- se iniciaron a arrasar el importante espacio que ya fue al menos una vez clausurado.

Y aunque el propietario comentó que estaba cerrado, personal policial de civil ya fue establecido en este tiempo de trabajo que trabajaba de manera ilegal vendiendo las partes de autos de diferentes modelos, años y variedad: se descubrieron accesorios de vehículos de coleccion y hasta de modelos nuevos de alta gama.

Es un éxito para nuestra gestión
Hasta ahora los investigadores secuestraron en el desarmadero descrito más de cincuenta mil autopartes entre lo que se encontraba paragolpes, faros, puertas, y hasta cortes de autos. Cumpliendo con el proyecto del Ministerio de Seguridad, a través del Ministerio de Gobierno de Misiones, se avanza con la investigación del circuito de venta ilegal de estas piezas que tendrían una trascendencia de lugares dedicados al desarme de autos en toda la Argentina.

juan patricio furlong ministerio de seguridadAdemás la AFIP dio al dueño del lugar una multa de 3 millones de pesos, en tanto que que el aforo total de lo confiscado asciende a más de 40 millones de pesos.